FUNGY OIL® B2 Aditivo para la conservación de gasóleos, con actividad biocida

Descripción

FUNGY OIL® B2 es un agente antimicrobiano preparado para evitar las alteraciones que los microorganismos ocasionan en diferentes tipos de hidrocarburos y garantizar el correcto estado microbiológico en el proceso de distribución.

La eficacia de su acción bactericida, fungicida y algicida se basa en una combinación de compuestos heterocíclicos que incorporan en su estructura molecular una gran proporción de elementos bioactivos y en el elevado valor de su coeficiente de reparto que asegura la correcta distribución del biocida tanto en la fase acuosa como en la fase fuel.

FUNGY OIL® B2 ha demostrado ser un biocida efectivo y rápido recuperando productos contaminados en un margen de tiempo entre 6 y 24 horas, no migra de la fase líquida por lo que su empleo garantiza una larga conservación del producto tratado.

Dependiendo del origen, la distribución y las condiciones de almacenaje, los combustibles y los gasóleos pueden contener cantidades considerables de agua, por ejemplo como condensación en el colector de aceite de los tanques de almacenaje llegando finalmente al propio combustible.

Puesto que estos productos contienen casi siempre suficientes cantidades de nutrientes (componentes del gasóleo, adición de Biodiesel, suciedad), los microorganismos de todas las clases pueden sobrevivir y multiplicarse.

La biomasa formada en combustibles y gasóleos por el crecimiento incontrolado de bacterias, de levaduras y de hongos puede dar lugar a daños considerables:

-Obstrucción de los sistemas de drenaje

-Averías de motores o sistemas de calefacción

-Corrosión de partes metálicas

EFECTIVIDAD

FUNGY OIL® B2 es activo frente a los siguientes microorganismos:

Aplicación

Aditivo para la conservación de gasóleos, con actividad biocida.

Método

Se ha establecido la siguiente tabla de dosificaciones en función de la severidad de la infección:

Contaminaciones acentuadas pueden necesitar extracción física y limpieza previa al tratamiento biocida para reducir las probabilidades de recontaminación del tanque. FUNGY OIL® B2 debe dosificarse con cualquier método de adición que garantice la uniformidad en el sistema.

La toma de muestras es un proceso vital para establecer un punto de partido del estado microbiológico del tanque y realizar la correcta selección de dosificación del biocida. La toma de muestras debe ser en envase esterilizado, debe realizarse con el tanque a un nivel contenido en torno al 10-20%, la muestra debe tomarse desde el boquerel (Gasolinera) si hay posibilidad es importante disponer de agua de purga del tanque (Terminal).

Una vez analizado nos permite decantarnos por uno de los siguientes protocolos de actuación:

DESINFECCIÓN

Debe vaciarse el tanque y realizarse una limpieza de la superficie, posteriormente absorber el residuo generado, tras secar las superficies sería interesante realizar una desinfección de la superficie del tanque aplicando FUNGY OIL® B2 mediante cepillado (este producto no necesita secado ya que es compatible con el carburante) esta operación es apropiada ya que eliminaremos de esporas el interior del tanque.

TRATAMIENTO DE CHOQUE

Dosificar la cantidad de FUNGY OIL® B2 determinada para el tanque (el tanque debe contener un nivel de contenido en torno al 10-20%), dosificaremos 0,04-0,07% equivalente a 400-700 mL/m3 de gasóleo, en este punto es importante no exceder la concentración de 5.000 ppm (5L/m3 de gasoil en el tanque en el momento de llenado), el tanque debe contener un nivel en torno al 20% de su capacidad, posteriormente realizar el llenado completo del tanque para favorecer la mezcla del biocida mediante la agitación generada por el sistema de bombeo. El biocida elimina las cepas de bacterias y hongos pero no elimina físicamente el residuo así que tras un programa de desinfección (tratamiento de choque) sin limpieza integral del tanque, son habituales limpiezas de filtros para extraer los residuos de microorganismos que el biocida ha desprendido del tanque (biofilm).

MANTENIMIENTO

Dosificar la cantidad de FUNGY OIL® B2 determinada para el tanque (0,01% a 0,03% equivalente a 100-300 ml/m3 de gasóleo), en este punto es importante no exceder la concentración de 5.000 ppm (5L/m3 de gasoil en el tanque en el momento de llenado), el tanque debe contener un nivel en torno al 20% de su capacidad, posteriormente, realizar el llenado del tanque para favorecer la mezcla del biocida con el producto con la agitación generada mediante el sistema de bombeo. El biocida elimina las cepas de bacterias y hongos pero no elimina físicamente el residuo así que tras un programa de desinfección (tratamiento de choque) sin limpieza integral del tanque, son habituales limpiezas de filtros para extraer los residuos de microorganismos que el biocida ha desprendido del tanque (biofilm).

Suministro

Botellas de 1L. Bidones de 10 y 25L.

Características Fisico-Químicas

Color: Incoloro o amarillento
Olor: Característico acre
pH al 1%: 4
Densidad: 1,040-1,060 g/ml

Características
Información adicional